BTS, dibujando el mapa del alma y del futuro de la industria musical

BTS, dibujando el mapa del alma y del futuro de la industria musical

ESCRITO POR: JORGE DIAZ
PUBLICADO ORIGINALMENTE EN SU VERSIÓN EN INGLÉS EN VIBBIDI: BTS

Es muy agradable escuchar grupos como BTS; para mí, representan lo que muchos soñamos hace décadas. Quienes alguna vez intentamos abrirnos paso en la industria musical de nuestros países, siempre tuvimos el sueño no sólo de tener éxito local, sino también trascender fuera de nuestras fronteras en los países que compartían nuestro idioma y, por qué no, en países en donde no se habla nuestro lenguaje. Creo que por mucho tiempo eso sólo era posible para los artistas de habla inglesa. Las fórmulas utilizadas por quienes creaban y producían la música en ese idioma, además de la comercialización de corrientes musicales tan populares como el Pop, Rock, Disco y Soul (por mencionar las más populares), universalizó la difusión de su música. Al generarse un éxito tan masivo de la música que salía principalmente de los Estados Unidos, Reino Unido y Australia, la industria creció tanto, que era muy difícil dar entrada a otras cosas que no fueran las que garantizaban el éxito. Es normal entre los empresarios ortodoxos no experimentar y sólo se concentran en lo que ya probó ser efectivo a la hora de producir dinero. En algunos casos, los países aprendieron la fórmula y la replicaron adaptándola a su cultura y, por supuesto, a su idioma. En distintos países también hubo artistas con mucho éxito a nivel local, pero por las razones que he comentado y algunos otros inconvenientes, verdaderas joyas de la música se vieron limitados a ser conocidos sólo en sus países o en los países que compartían el idioma en el mejor de los casos. La gran vitrina de la industria musical popular estaba reservada para los cantantes de habla inglesa. Por supuesto que muchos de los que tuvieron éxitos globales en el idioma inglés, también se sometieron a mucho trabajo y presiones, inclusive, algunos no estaban contentos con el rumbo que las grandes empresas les imponían en sus carreras; es decir, no estoy insinuando que la hayan tenido fácil sólo por cantar en inglés, pero por lo menos creo que se encontraban más cerca que otros de la plataforma que los podría lanzar al estrellato. Por supuesto que a lo largo de la historia de la música popular ha habido excepciones y varios artistas de distintas latitudes, culturas y lenguajes, han logrado colocar grandes éxitos a nivel mundial, pero eso sólo confirma la regla. Afortunadamente, estamos viviendo otros tiempos en los que por distintas vías se puede mostrar y difundir ampliamente el trabajo de artistas tan diversos como lo es nuestro planeta y demostrar a quienes manejan la industria que vale la pena invertir en ellos sin miedo porque saben hacer las cosas igual o mejor que los que tradicionalmente lo han venido haciendo por décadas. Es el caso de BTS, boy band coreana que ha venido no sólo a romper barreras del lenguaje, sino también los paradigmas de la industria musical.


Ya nada es igual


Map of the Soul: Persona, es un disco que no ha sido creado por el azar, los chicos de la banda y quienes los rodean han planeado letras y ritmos con contenidos que pretenden hacer un mapa de los sentimientos, temores, necesidades y problemáticas en general de los jóvenes del momento en todo el mundo. También han aprendido bien la fórmula y en ciertos casos, sus canciones demuestran que inclusive la han llegado a perfeccionar. Es característico en la personas del Lejano Oriente distinguirse por su dedicación, esfuerzo y disciplina en todo lo que hacen, por eso no es de extrañarse que el material reunido para este disco sea de excelencia. Sonido, interpretación, imagen y la producción de varios videos, confirman lo que digo. Desde mi punto de vista, creo que lo más importante del fenómeno BTS, es que el mercado que por lo general era muy difícil para otras lenguas ha caído rendido a los pies de estos chicos. Esa es la gran noticia, desde que esta gigantesca ola de música, cultura y mercadotecnia se empezó a mover desde el Oriente, se convirtió en un tsunami que conquistó hasta a los países en los que más difícil era entrar con propuestas que no respondieran a su idiosincrasia y lenguaje. Los Estados Unidos, Reino Unido, Australia, Nueva Zelanda, entre otros países de habla inglesa, han colocado a Map of the Soul: Persona en los primeros lugares de popularidad durante varias semanas. Inaudito para estos mercados y sus ciudadanos mayores de 40 años. Esto es un movimiento de apertura que se está dando gracias a los jóvenes de esos países y a las nuevas herramientas de comunicación que han irrumpido violentamente en nuestra forma de ver el mundo. A partir de ahora, ya nada será igual.


Esta puerta ya no se cerrará


El video de la cancion “Make it Right” es un claro ejemplo del lugar que BTS tiene en el público a nivel mundial y, sobre todo, que los temores de llegar a lugares tan distintos como el que los vio nacer, están superados. Confiados en sí mismos y en su valor dentro de la industria musical, los chicos reflejan que verdaderamente creen en todo lo que están haciendo y por eso lo hacen bien. Por supuesto que no son los únicos que están llegando desde el Lejano Oriente, otras bandas y solistas están penetrando desde hace tiempo; sin embargo, creo que BTS es el principal elemento que ha abierto las puertas al mercado anglosajón para otros que, como ellos, quieran comerse al mundo con su ingenio y creatividad. Es sólo cuestión de tiempo (no mucho) para que no sólo las corrientes musicales del Oriente comiencen a penetrar con fuerza el mercado de estos países, sino también la de otras culturas y lenguas. Y no es que no haya pasado aún, pero desde el punto de vista de los grandes negocios en ventas de discos y conciertos masivos, todavía falta algo de tiempo. Esa será quizá la mejor noticia para los amantes de la música en el futuro, porque la aportación que todos estos estilos y formas de concebir la música y la vida enriquecerán enormemente a todos los que componen canciones y buscan nuevas formas de expresión artística. Por lo pronto, la puerta que BTS ha abierto, ya no se cerrará jamás.


SIGUE TODAS LAS NARRATIVAS DE JORGE DIAZ EN VIBBIDI