Homecoming: The Live Album de Beyoncé, no hay nada más qué agregar

Homecoming: The Live Album de Beyoncé, no hay nada más qué agregar

ESCRITO POR: JORGE DIAZ
PUBLICADO ORIGINALMENTE EN SU VERSIÓN EN INGLÉS EN VIBBIDI: Beyoncé

En ocasiones uno intenta describir lo mejor que puede en el texto del título lo que el lector está a punto de leer. En muchas ocasiones lo llenamos de adjetivos para llamar la atención lo más que se pueda. Por supuesto que es válido, además, los que escribimos queremos que la mayor cantidad de personas entre a leer nuestras Narrativas y por eso hacemos todo lo que está a nuestro alcance para que eso pase. Discos que son unas verdaderas joyas creadas por artistas o bandas poco conocidas necesitan un empujón para que los amantes de la música se atrevan a entrar y conocer a estos nuevos y brillantes músicos. Inclusive, el nuevo material de cantantes consagrados pero que enfrentan una enorme competencia en su segmento, requieren de reseñas que aporten una amplia perspectiva de lo que están presentando a su público para que más gente los aprecie. Es parte de la complicación de nadar en el océano musical sobrepoblado de cosas buenas, malas y regulares. Es una jungla en lo que todos quieren sobresalir y es muy sencillo perderse; por eso, en ocasiones tenemos que llamar la atención al máximo sobre lo que creemos que vale mucho la pena. Pero hay momentos en la vida en que las cosas son muy fáciles y tienes poco que agregar a lo que los lectores estarán leyendo. Por qué? Porque lo que te has propuesto a analizar es una obra maestra que tiene la capacidad de ser apreciada por todos. No importan los gustos musicales, los orígenes étnicos, los distintos idiomas, la edad o cualquier otra cosa que en ocasiones condiciona nuestro gusto por la música. Cuando el arte cumple con todas las reglas al ser ejecutado visual y musicalmente puede ser apreciado, amado y reconocido por todos. Este es el caso de nuestro disco de hoy: “Homecoming: The Live Album”, de Beyoncé. Reuniendo ese legado musical, más el documental de este presentado por Netflix, confirmamos que Beyoncé pasará a la historia como una de las más importantes cantantes de todos los tiempos. Alguien que no se limita a interpretar algunos éxitos y verse bien en las revistas, es una líder de su tiempo, voz y acción de millones de hombres y mujeres que reciben a través de ella la defensa y el orgullo que por años se les ha negado. Digna de estudio en universidades, respetada por los más grandes líderes del mundo y amada por un público fiel y leal, Beyoncé no nos ofrece un concierto más en Coachella, más bien nos muestra el camino de la reivindicación de todos los seres humanos a través de la música. Nos hace más sensibles a través de su arte y belleza que presenta a lo largo de estas casi cuarenta canciones.


Mucha libertad


En primer lugar, me es imposible separar lo que veo con lo que escucho en este trabajo de Beyoncé, por lo tanto, hablaré de ambas cosas como una sola. Más allá de la belleza audiovisual que encontramos de principio a fin, me es muy interesante la libertad que se percibe. Una buena cantidad de artistas en distintas disciplinas crearon un concepto muy difícil de superar en muchos años pero estoy seguro de que todos ellos actuaron con mucha libertad para ir creando primero las piezas que les fueron encomendadas para después entre todos ir armando este rompecabezas. Escenario, luces, orquesta, artistas invitados, bailarines, ingenieros de sonido, artistas plásticos y, por supuesto, el cerebro de todo esto, Beyoncé, se dieron la libertad de soñar un espectáculo de esta magnitud, irlo puliendo y después llegar a los exhaustivos ensayos para que, con una disciplina encomiable, surgiera esta joya admirada por todos. La selección de canciones y la posición de cada una de ellas durante el show, fue concebida para generar esa locura en quienes lo presenciaron ya sea en vivo o a través del servicio de streaming. Otra de las cosas que se agradecen es poder entrar a la intimidad de los ensayos y todo el trabajo que hay detrás para amar aun más este tipo de esfuerzos colectivos liderados por la enorme artista. El éxito ha sido tal, que se menciona que han llegado a un acuerdo con Beyoncé para otras tres muestras como esta en los próximos años. Por supuesto que le sobra energía y vitalidad para realizarlo, lo que no sé es si pueda superarlo, esperemos que sí, nosotros seríamos los beneficiados. La más grande de las cantantes en su género a puesto la marca muy alta como para que otras la puedan rebasar; de hecho, todo lo que la cantante significa para millones de personas alrededor del globo, la pone en un lugar más allá de lo que pudieran significar otros en la escena musical. Me atrevo a decir que lo que significó “Sgt. Pepper's Lonely Hearts Club Band” para varias generaciones, significa “Homecoming” para las generaciones presentes. Es evidente que los esfuerzos son distintos y las posibilidades actuales para armar algo de esta magnitud dista mucho de lo que se podía hacer en el pasado, yo sólo hablo del significado que para muchos representa esta maravillosa presentación.


Para recordarse siempre


Artistas como Jay-Z, su hermana Solange y sus excompañeras de Destiny's Child forman parte de un gran elenco de músicos, coristas y bailarines que le dan vida al espectáculo del siglo que se recordará por siempre y estará inscrito en letras de oro en la historia de la música popular. Cuántos artistas desearían llegar a una proyección y perfección como la que nos ha regalado Beyoncé. En momentos llega a ser una comunión tan íntima entre ella y tú, que de pronto no estamos conscientes de lo que estamos presenciando hasta que la aparición explosiva de la cantante en muchos de los temas presentados nos da una sacudida y nos recuerda que estamos presenciando la actuación de una diosa del escenario y una guerrera de la defensa de los derechos de los seres humanos. Llena de momentos emotivos y profundos con las voces de fondo e imágenes extraídas de distintos momentos de la historia del hombre y la mujer y su lucha por los derechos, no se limita a eso y también nos presenta el lado bello de las personas, momentos de alegría y la pasión por el amor hacia todas las personas. Un documento vivo que puede ser visto desde muchos ángulos y apreciado desde diferentes puntos de vista; pero sobre todo, un deleite para los amantes de la música.


SIGUE TODAS LAS NARRATIVAS DE JORGE DIAZ EN VIBBIDI