Hurts 2B Human, lo dices por tus 40 P!nk?

Hurts 2B Human, lo dices por tus 40 P!nk?

ESCRITO POR: JORGE DIAZ
PUBLICADO ORIGINALMENTE EN SU VERSIÓN EN INGLÉS EN VIBBIDI: P!nk

Normalmente la gente dice que hay una crisis existencial a los 40, otros dicen que es a los 30 o a los 50 o 60… en fin. Creo que todos pasamos en distintos momentos de nuestra vida por crisis que en ocasiones nos dejan helados, nos ponen melancólicos y casi siempre nos provocan arrepentimiento por lo que se hizo mal y por lo que no se hizo. Es común que nos llamemos cobardes a nosotros mismos y que nos reprochemos por todo aquello que creemos estuvo mal en el pasado. Sin embargo, todo lo que ha pasado en nuestra vida, lo bueno, lo malo y lo trivial, forma parte de nuestro crecimiento como persona y es, precisamente, lo que somos, para bien o para mal. Curiosamente, parte de estas crisis es también el sentimiento de que todo tiempo pasado fue mejor, paradójico no crees? Escuchando el disco de P!nk, “Hurts 2B Human”, encuentro muchos elementos de los que he mencionado. La cantante está en sus cuarenta y quizá por ello y porque sabe muy bien lo que muchos de sus seguidores, quienes comparten edad con ella seguramente, están pensando, viviendo y sintiendo en estos momentos. Si ha eso le agregamos las dificultades de la nueva realidad que estamos viviendo (¿padeciendo?) en el mundo, varias canciones del disco cobran sentido para muchos que lo han escuchado, pero no tanto para los que criticamos su música. Y no es que personas de otras edades no puedan escucharlo y sentirse identificados con las letras; al contrario, y como lo mencioné al principio, todos pasamos por momentos en nuestra vida en los que de una u otra forma nos cuestionamos seriamente lo que hemos venido haciendo de nuestra vida hasta ahora. Pero, para ser honesto, si nunca te ha gustado el estilo de P!nk en los últimos años, mejor no te acerques a su nuevo lanzamiento, es exactamente lo mismo de ocasiones anteriores. Ahora bien, si eres su fan número 1, abraza este disco y escúchalo cuantas veces quieras porque te va encantar, ya que es la misma medicina musical que P!nk te ha venido dando desde hace tiempo. En “Hurts 2B Human” podremos escuchar a una artista que quiere regresar al pasado, que se quiebra ante la realidad y que, a pesar de todo, quiere sostenerse en alguien para seguir caminando, quiere bailar, quiere ser feliz y, al mismo tiempo, sabe que todo podría ser una simulación.


A través de los mismos pasajes musicales


P!nk quiso contenerse y lo logró, no sé si eso estuvo bien, pero dejó de abusar de tantos agudos en cada canción como hizo en discos pasados, la energía no es la misma y proyecta cierto cansancio. Las pinceladas de siempre no se extrañan: Pop enriquecido con acordes de rock, guitarras country y percusiones al estilo de la música tradicional irlandesa. Nada nuevo en ella. Quizá sea un disco obligado para cumplir con algún compromiso comercial o alguna urgente demanda de sus fans. Los duetos no son lo que en otros casos. No aportan, no entusiasman y sólo parecen ser parte de la moda y no una genuina necesidad para los temas, así es como comienzan los problemas con los artistas, se alinean a la corriente de moda sin entender ellos mismos la naturaleza de sus propias creaciones. Para dar un ejemplo, Khalid y su participación en la canción “Hurts 2B Human”, es simplemente aburrido y somnífero. No es un disco para tirar a la basura, pero tampoco es algo que entusiasme escuchar todos los días. La calidad de la producción y los detalles que se cuidaron para grabar este disco, valen la pena. Resalto el cuidado al sonido de las guitarras acústicas. No me gustó nada el tratamiento que le dan a la voz de P!nk, parece seca. Quienes adoramos la música queremos ser sorprendidos todo el tiempo, algo que nos haga seguir creyendo en el artista y su obra, pero, sin llegar a ser decepcionante, en esta ocasión la cantante perdió brillo. No hay una reinvención, las letras están escritas para el segmento de sus fans que arrastran un profundo resentimiento hacia las cosas que les hicieron en el pasado y son incapaces de superar y están esperando escuchar de ella unas palabras de aliento, las mismas que dijo en canciones pasadas, la música está escrita en la base de sus discos anteriores y todo se vuelva “pan con lo mismo”.


El video lo dice todo


Se escogió la canción, “Walk Me Home”, para hacer un video que atrajera la atención de los  melómanos a todo el disco. Debo decir que podría hablar de forma más positiva del video que de las canciones, la creatividad con la que fue hecho habla de una buena cantidad de dinero para producirlo. Además, también proyecta la etapa musical, quizá personal, por la que está pasando P!nk. El video es oscuro casi todo el tiempo y la gente que la rodea al principio, la ignora, sí, eso puede estar pasando ahora mismo. El vestido rojo que viste la cantante representa para mi cómo se está desangrando su beta creativa que en algún momento la hizo muy exitosa. La sonrisa parece fingida y expresa incomodidad, los pasos de bailes ahora son lentos y más cuidadosos. Es precisamente en la parte donde baila con sombras donde todo se aclara para mí, P!nk está sola en esta etapa artística, quizá perseguida por la sombra de una vida creativa más libre con menos compromisos. Sombras de lo que fue. O es quizá egoísmo, cuando un artista llega a la cúspide de su carrera no quiere compartir su éxito con nadie, no quiere darle crédito a nadie, para ella o para él, lo único que brilla es su imagen y nada ni nadie los puede opacar. Y ahí es donde comienza la debacle. Esto es prácticamente todo lo que puedo sacar de este nuevo trabajo musical de P!nk, espero que sea sólo un bache en su carrera y regrese con algo que la renueve a ella como artista y reconquiste a todos los que la queremos, pero, sobre todo, a las nuevas generaciones que son las que le dan vida a un artista con años de carrera o terminan por enterrarla. Pretender que las cosas siguen bien y continuar por el mismo camino lo único que provoca es que el artista se encasille y no evolucione, esperemos que no sea el caso de P!nk. Si este disco fue provocado por una crisis existencial o creativa a sus 40, creo que hay forma de superarla y mejorar las cosas.


SIGUE TODAS LAS NARRATIVAS DE JORGE DIAZ EN VIBBIDI