Justin Timberlake y su álbum Man of the Woods, siempre se puede estar mejor

Justin Timberlake y su álbum Man of the Woods, siempre se puede estar mejor

ESCRITO POR: JORGE DIAZ
PUBLICADO ORIGINALMENTE EN SU VERSIÓN EN INGLÉS EN VIBBIDI: Justin Timberlake.

Definitivamente, durante varios años de mi vida nunca fui fan de los boy band, es por eso por lo que siempre estuve lejos del trabajo de Justin Timberlake con ‘N Synch hasta que decidió construir una carrera como solista. Al principio no me causaba tanta curiosidad saber que estaba haciendo, pero a fuerza de encontrarlo en shows de televisión, varias colaboraciones con otros cantantes y los videos de sus canciones y conciertos que aparecen en todas partes, comencé a interesarme. Fue una grata sorpresa encontrarme con un cantante que con el paso de los años y el tener los pies en la tierra lo hicieron madurar y dedicarse a crecer con su música y su muy particular estilo para entretener. A diferencia de muchos que han salido de los grupos que los lanzaron a la fama y que por más que lo intentan, no logran conseguir un lugar en el gusto del público o que por alguna razón se convierten en personas muy arrogantes (como es el caso de Zayn, ex 1D, del que he hablado en otra Narrativa), el carisma, la simpatía y su preocupación por entregar cosas de calidad, han convertido a Justin Timberlake en uno de los artistas favoritos de los Estados Unidos y muchos otros países en el mundo.  Han sido muchos los trabajos que he podido conocer de él y al llegar a lo más reciente de sus creaciones, Man of the Woods, me deja impresionado por varias razones. Entre otras cosas, me impresiona la generosidad del artista al poner en un álbum tantas canciones y todas ellas con una duración considerable, es de resaltar que en varias de las canciones de este disco deja un espacio amplio para lo que yo supongo, serán los momentos en los que brillará con sus pasos de baile que vuelven locas a sus fans durante sus conciertos. A partir de que lees el título del álbum, adivinas que será una colección de temas que recogerán desde lo más tradicional del catálogo de las canciones americanas del sur, hasta lo que más identifica a este país en cuanto a corrientes musicales modernas. Y no te equivocas, Justin Timberlake le da un sello un sello muy americano a su álbum y se siente orgulloso de ello. Curiosamente, para mi la canción más débil del disco y quizá la más infantil, es precisamente “Man of the Woods”, pero creo que por ser parte del concepto que se diseñó para este disco y estando dirigida a un público muy específico, se decidió incluirla y dedicarle un video. Aparte de eso, lo demás es sobresaliente. Como todo, el álbum tiene altibajos en cuanto a los estados de ánimo que se manejan, pero en general sus canciones te harán vibrar con toda esa mezcla de estilos y ritmos dignos de tenerlos en distintos traclists para disfrutarlos en diferentes momentos. Aunque que creo que la mejor forma de disfrutarlo es escuchándolo de principio a fin. Justin no deja nada para después en este álbum: nos da una clase magistral de canto, baile, sentimiento, distintos ritmos y corrientes y hasta da una muestra en su faceta de ser papa!


Un principio para impresionar


El inicio del disco es electrizante con la canción “Filthy”, tanto la canción como el video que la acompaña nos advierten que estaremos atentos a todo lo que viene porque promete ser bueno y claro que que te mantiene atento! Aparte de la buena canción que es un despliegue de tecnología en cuanto a las técnicas de grabación, me llamó mucho la atención el video por obvias razones. Un demostración de tecnología impresionante a la hora de filmar el video que crea una atmósfera futurista y un Justin Timberlake que contrasta con un look muy sencillo y que dirige a distancia a ese simpático robot. Es obvio que su robot haría los pasos de baile que lo han hecho famoso y eso le da un ingrediente divertido a esa parte del video. Otra de las cosas que me pareció divertida en el video, es el hecho de que la mayoría de los que formaban parte del público, eran de origen oriental, es como si en todo el mundo supiéramos que al hablar de avances tecnológicos necesitamos el aval de las personas de aquellos países, debido a su enorme fama de ser punta de lanza en cuanto a tecnología se refiere y ser ellos los primeros en tener y disfrutar de todas esas novedades. Los realizadores no lo ignoraron y por ello la inclusión de estos actores. Después de ver y escuchar esto, tienes la certeza de que estás ante un gran disco y poco a poco lo irás descubriendo.


Ir más alto


Siguen los tracks “Midnight Summer Jam”, “Sauce” y “Man of the Woods” y son la preparación para que las cosas se pongan aún más interesantes. No se trata de un disco que tengas que escuchar con tanta seriedad, por el contrario, una de sus virtudes, es que tiene momentos verdaderamente divertidos. Cuando llega el momento para “Higher Higher” sólo puedes confirmar que la calidad y la riqueza en los sonidos han sido cuidados al máximo. Me encantan las voces que adornan esta canción y la madurez que se escucha detrás de esto: Definitivamente el cantante no estaba jugando ni pretendía cumplir con algún compromiso. El álbum fue hecho a conciencia y el resultado ha sido maravilloso.


Sigue creciendo


Definitivamente esto da para mucho más y cuando llegas a “Supplies” reconoces la protesta de Justin Timberlake acerca de tantas cosas que están ocurriendo en el ambiente artístico y laboral en todas partes. La canción también es acompañada de un video por momentos desgarrador y mueve conciencias. Por cierto, hago una mención especial a la mexicana que participó como coprotagonista en este video: la bella Eiza Gonzalez.


Lo más emotivo


Una de las canciones que más me gustó del disco fue, “Morning Light” en la que colaboró Alicia Keys. Hace que se me ponga la piel de gallina. Ambos dieron una excelente demostración de ser buenos intérpretes y la canción es simplemente entrañable. Aunque al final la canción tiene alguna similitud con el éxito de Toy Story, “You've Got A Friend In Me” (que por cierto a mí me encanta), no demerita en nada su calidad.

SIGUE TODAS LAS NARRATIVAS DE JORGE DIAZ EN VIBBIDI