Pregunta para Stray Kids: las arrugas me convierten en oruga?

Pregunta para Stray Kids: las arrugas me convierten en oruga?

ESCRITO POR: JORGE DIAZ
PUBLICADO ORIGINALMENTE EN SU VERSIÓN EN INGLÉS EN VIBBIDI: Stray Kids

Mi despertar a la música fue a una edad muy temprana, todo empezó con una guitarra de mi hermano que estaba en casa y el resto es historia. Lo obligado en ese tiempo era pertenecer a una comunidad de músicos del barrio que sentían que tenían el santo grial, la verdad sobre lo que tenía que ser aprendido y ejecutado por todos, la religión de todas las religiones: interpretar el rock británico y americano de la década de los 50’s, 60’s y 70’s. El Blues y el Soul estaban invitados, perfecto. Todo lo demás no cabía, es más, no debería de existir. El Pop y la música disco eran obra del demonio, debíamos estar lejos de ella. Ser sorprendido por algún amigo tocando algún tema que no fuera de Rock, te convertía en un apestado. Tú sabes cómo son los grupos de amigos en la secundaria, crueles, no perdonan nada, si te sorprenden, pobre de ti. Aunque eso no quitaba a nadie la oportunidad de escuchar en casa lo que uno quisiera, siempre y cuando lo hicieras con audífonos, uno nunca sabe qué puede pasar. Sin embargo, escuchar un buen tema de Bee Gees o caer en el placer culposo de siempre: Olivia Newton John, te generaba arrepentimiento más tarde; te digo, te perseguía en tu cabeza como una religión, era pecado. De todas formas, el Pop me perseguía, pero yo trataba de ignorarlo. Nada como saber de memoria el riff de ‘Stairway to Heaven’, los acordes de ‘A Day in the Life’, ponerte de rodillas mientras escuchabas cualquier cosa de Eric Clapton o de plano imaginar que eras uno de esos héroes de Eagles mientras interpretaban ‘Hotel California’. Entonces el Pop se fue alejando cada vez más en mi juventud y de pronto, en estos tiempos, escuché una voz que venía del lejano oriente, en un idioma totalmente desconocido para mí, pero que, gracias a los traductores pude entender lo que me estaban diciendo. Confieso que me dejó helado, aterrado, esa voz decía: deja de fruncir el ceño o tendrás arrugas y te convertirás en oruga!!! Qué horror!!!


La respuesta sencilla a un problema complejo


En serio, qué es esto que está invadiendo el mundo entero? La respuesta es sencilla: Stray Kids. Amigos rockeros: el Pop no proviene del infierno y no importa que tan ligero y sencillo sea, siempre y cuando se haga desde el corazón, se trata de atesorar la alegría y el positivismo de la juventud e intentar mantenerla por siempre. Es como estar enamorados todo el tiempo. El problema complejo de nuestra juventud en la que nos parecía indigno escuchar música ligera, se arregla con apertura y voluntad para apreciar la belleza en todas sus formas y expresiones. Eso es lo que estoy rescatando ahora, tomarlo con calma, sin fobias ni filias, sólo tratar de pasar un rato feliz y ya.
Sin compromisos y con la mira bien puesta en occidente, esta boy band coreana está conquistando a los jóvenes y a los no tanto (como yo) porque saben transmitir esa energía limpia y esa felicidad espontánea, la que nace de cualquier detalle por simple que sea. Y en su intento por lograrlo están trabajando como ninguno para ganar un espacio entre el gusto de la juventud occidental, por supuesto que lo están logrando al grado de que muchos por acá ya se ven reflejados en ellos. Increíble que durante tantas décadas no nos había interesado lo que estaba pasando allá, pero afortunadamente hoy tenemos la posibilidad de conocer esa forma tan interesante de cómo ven el mundo y lo interpretan.


Get cool, stay cool


De todas formas y para entender mejor el fenómeno, también tenemos que aceptar que han aprendido bien la fórmula y en sus temas se pueden escuchar todo tipo de influencias, ya sea de artistas en lo particular, como de géneros en general. Ahora bien, el contenido y la ejecución es todo mérito de los chicos y sus productores, ya que ellos forman parte de la composición de los temas que interpretan y eso le agrega valor al esfuerzo; además, han sabido apuntar bien la mira para penetrar con gran éxito en los mercados más competidos en el mundo. La locura los rodea a donde quiera que van como es normal en las boy bands de todos los tiempos y eso con el tiempo conlleva riesgos para personas tan jóvenes. No sé si sus manejadores han tomado precauciones al respecto, o como es costumbre en occidente, pronto comencemos a escuchar sobre problemas serios al interior de la banda o quizá cosas más graves, esperemos que no. Por lo pronto, Stray Kids, surgida de un show de talentos en Corea, se pasea por el cielo mientras muchos artistas con años de carrera sólo los ven volar. Si en algún momento existía cerrazón por parte de la industria en aceptar algo tan distinto física y culturalmente, Stray Kids no pidió permiso y tan sólo empujó la puerta. Ya están aquí, así es que más te vale estar cool, porque si frunces el ceño tendrás arrugas y te convertirás en oruga.


Los héroes de antes y los de ahora


Regresando a mi atormentada juventud, esa en la que tus héroes eran los únicos que podían salvar al mundo y nadie más, donde las guitarras distorsionadas eran el arma perfecta para salvar a las almas que escuchaban Disco y Pop, creo que perdí un tiempo valioso para enriquecer aún más mi gusto por la música, afortunadamente hoy lo he venido recuperando con todos los archivos que puedo encontrar en internet y veo sin ninguna culpa a Olivia Newton John. No le resto importancia al Rock y todo lo que me enseñó, es sólo que me hubiera gustado que los chicos de la secundaria no fueran tan estrictos. En el mundo de la música todo puede coexistir: las corrientes de oriente, occidente y todo lo que nos regale frescura y cosas nuevas a nuestra pasión musical. Es gracioso, pero la realidad nos hace ver que antes, los nombres de los héroes eran John, Paul, George y Ringo, mientras que ahora esos héroes tienen otros nombres como: Bang Chan, Woojin, Lee Know, Changbin, Hyunjin, Han, Felix, I.N. y Seungmin... Señoras y señores, con ustedes, los héroes de hoy: Stray Kids.


SIGUE TODAS LAS NARRATIVAS DE JORGE DIAZ EN VIBBIDI