Sam Smith y su álbum “The Thrill of It All”, un viaje sin retorno

Sam Smith y su álbum “The Thrill of It All”, un viaje sin retorno

ESCRITO POR: JORGE DIAZ
PUBLICADO ORIGINALMENTE EN SU VERSIÓN EN INGLÉS EN VIBBIDI: Sam Smith.

Conocí los humildes inicios de Sam Smith al inicio de esta década, digo “humildes inicios” no porque fueran malos, sino porque parecía sin rumbo, sin un estilo definido y, sobre todo, sin una idea musical propia, más bien era un cantante y compositor que pretendía moverse en el rumbo que lo llevara el aire. Creo haber sentido la misma reacción por parte del público británico en aquel momento en que sólo allá era conocido, quizá me equivoque y me falta visión para descubrir diamantes sin pulir, pero esa fue mi percepción cuando hizo sus primeras apariciones en “T in the Park”, en Escocia y otras partes del Reino Unido. Afortunadamente para todos los que amamos la música y estamos esperando ansiosos que aparezca un compositor brillante que nos ofrezca cosas nuevas y no el típico interprete de éxitos pasados, en 2014 apareció su primer disco, “In the Lonely Hour”, y surgió ante los ojos del mundo una nueva estrella en el firmamento musical. “I’m Not the Only One” y “Stay with Me” reventaron el mercado y toda la gente se volcó a ver con curiosidad quién era ese chico tímido y encantador. El matrimonio entre Sam Smith y su público fue inmediato gracias a ese disco. Por supuesto que la industria, ahora sí, lo haría caminar sobre las nubes y le ofrecería cualquier cosa que les fuera posible para obtener la preferencia del cantante, debido a que el éxito comercial caminaba de su mano. Y así fue, después de intentarlo todo y con pocos resultados desde la comunidad rural donde vivía en Inglaterra y posteriormente instalado en Londres, finalmente había encontrado el oro y la fama. Con todo respeto, creo que ocupó muy pronto el espacio vacío que dejó George Michael después de su muerte, todos los que seguían al que ahora se ha convertido en leyenda, encontraron en Sam Smith el refugio perfecto y él ha sabido corresponderles. Independientemente de que algunas de sus canciones tengas objetivos muy específicos sobre las cosas que viven y sufren las personas de la comunidad gay, todas y cada una de sus letras se pueden identificar con las masas sin importar sus preferencias. Es universal y está preparado para todo lo que viene. Y en 2017 nos volvió a sorprender con “The Thrill of It All” y después de escucharlo por más de un año en mi carro cada vez que manejo, estoy convencido que para el artista y sus admiradores, este disco marca un viaje sin retorno. La marca de calidad la tiene en el corazón y lo que vendrá en el futuro será la confirmación de un brillante legado para los amantes de la música.


En este tren caben todos


Como lo mencioné anteriormente, la universalidad de los temas que aborda Sam Smith en su obra puede aplicarse a cualquier persona en situaciones similares; de hecho, haciendo una comparativa con diversos estilo y poesías, puedo decir que las letras del cantante son similares a todas aquellas que tienen orígenes en las zonas rurales de muchos países, más que en las zonas urbanas. No recurren al embellecimiento artificial de la palabras ni a las frases prefabricadas de los compositores que hacen canciones por encargo o se obsesionan con las fórmulas que les dieron buenos resultados en composiciones anteriores, Sam Smith compone con el corazón y las palabras salen directo de ese lugar, sin rodeos y con la verdad en la mano y es probable que ahí radique el secreto de su éxito. El resultado es perfecto: llega directo al corazón de quien lo escucha, puesto que la gente normal habla, piensa y siente de la misma manera. Por la familiaridad que tengo con la música “ranchera” mexicana, he encontrado pasajes en las letras de Sam Smith que recuerdan al más grande compositor de ese estilo en México: Jose Alfredo Jimenez. Tomar la botella (de tequila?) y beberla hasta que la termine, encender un cigarrillo y dedicar la última canción para esa amante ingrata, son típicas de las letras de dicho compositor y la música tradicional de México. Entiendo que no será el único con el que muchos otros conocedores puedan comparar las letras de Sam Smith, puesto que la honestidad con la que compone es compartida por muchas leyendas de la música internacional. Mención aparte y siguiendo con el tema de mi país, cabe mencionar que en cada ocasión que Sam Smith visita México es feliz, según sus propias palabras, visitando la “Zona Rosa” de la ciudad de México donde, entre otras cosas, puede gozar del anonimato y la tranquilidad de tomar un buen mezcal en los bares del área sin que nadie lo moleste y teniendo charlas ocasionales con los locales.


Para volverse loco


Si al acierto de las letras de las canciones en este disco, le agregamos el estilo musical que se escogió para enriquecerlas, las cosas se ponen al nivel de los más grandes y las ventas del disco, más el éxito de sus presentaciones en el mundo lo reafirman. La musicalización de esta obra es el vehículo perfecto que nos transporta al estado de ánimo que nos propone al autor. Todas las composiciones de Soul incluidas en el disco, más el arreglo de voces, son la compañía perfecta para las noches solitarias, complementadas con un whisky, tequila o tu bebida favorita y un cigarro. Así mismo, los largos tramos de la carretera cuando estamos solos nos permiten escuchar y apreciar a un amigo que nos habla o, en muchos de los casos, esa voz se transforma en la nuestra para decir lo que en ocasiones no somos capaces de expresar por nosotros mismos. La ejecución de los instrumentos no es violenta, sino más bien contundente y determinada pero dulce, con personalidad y recurriendo a personas reales y no a los equipos modernos que engañan a todos, para que la sensación sea aún más autentica y entrañable, llena de honestidad. Inclusive, en algunas versiones de la edición especial de “The Thrill of It All”, podemos descubrir algunas pequeñas imperfecciones tanto en la voz como en el ritmo, lo que la hace aún más humana, viva y hecha por personas vivas y no por robots, lo cual se agradece en estos tiempos. Después de esto, Sam Smith ya no puede caminar en la dirección contraria, el disco es una exquisitez y el gran público lo ha tomado como una bandera, el rumbo está trazado para él y sus contribuciones a la música serán esperadas por todos, todo el tiempo.



SIGUE TODAS LAS NARRATIVAS DE JORGE DIAZ EN VIBBIDI