Una experiencia íntima con H.E.R.

Una experiencia íntima con H.E.R.

ESCRITO POR: JORGE DIAZ
PUBLICADO ORIGINALMENTE EN SU VERSIÓN EN INGLÉS EN VIBBIDI: H.E.R.

En alguno de sus temas, H.E.R., dice que su amante es el café que necesita en la mañana, para mí, su música es la copa de vino por las noches. Vayamos directo al punto: esta cantante tiene no sólo la mejor selección de temas para enamorarnos, también la sensibilidad para transformarlos en una experiencia inolvidable para los oídos. En esta oportunidad, me gustaría referirme específicamente al VOL. 2 - THE B SIDES – EP. Lo encontré simplemente exquisito, particularmente la atmósfera creada por la profundidad del bajo y sus arreglos, sencillos, pero muy efectivos. El bajo llena todo el espacio de las canciones y permite que las percusiones te lleven al lugar deseado. No ha sido necesaria una musicalización llena de instrumentos y arreglos rebuscados, puesto que la principal arma de estos temas es, precisamente, la extraordinaria voz de H.E.R. Necesitábamos más? No lo creo, su espectacular voz manejada con maestría, en ocasiones nasal y en ocasiones con mayor potencia, pero nunca dejando la dulzura en la interpretación, recrea el momento perfecto para la intimidad. Esta selección de canciones se puede escuchar dos veces fácilmente… o más, si la noche se alarga.



Quién no quiere ser libre?


Si algo quiere un artista es la libertad para expresarse, para imprimir su sello en cada canción y no ser limitado por nadie. En ocasiones, los estudios de grabación, los músicos, arreglistas, directores y productores, llegan a ponerte una camisa de fuerza a tu creatividad y no hay nada peor que eso para un artista; sobre todo, una artista con las características de H.E.R., que lucha desde hace tiempo para no ser como una más y distinguirse entre la abundante cantidad de artistas de plástico. Con la suavidad que la caracteriza al cantar, H.E.R., parece haberse empoderado para la selección, arreglos e interpretación de los temas de este EP, puesto que nunca nos defrauda en su estilo y no se deja llevar por corrientes de moda o clichés. Fiel a su idea y convencida de que los que la escuchemos serán transportados al lugar exacto a donde ella nos quiere llevar, la interprete logra cada uno de sus objetivos. Me pregunto si el éxito y los compromisos con público y disquera le lleven a encadenarse a un estilo en particular; espero que no, cuando un artista llega a la prisión de lo comercial, por lo general comienza su debacle y yo prefiero artistas como la que se escucha en este material: feliz de lo que está haciendo y libre para explorar cosas nuevas en el futuro. Y quien mejor para hablarnos de libertad que H.E.R.


La exquisita Mejor Parte


Ya instalados en la más confortable área de nuestra casa, con la copa de vino en la mano y la compañía adecuada, dejemos que el amor nos guíe. La exquisitez con la que esta canción fue escrita e interpretada no tiene comparación, las voces bien ensambladas, el tiempo y la cadencia con la que cada uno de los intérpretes (Daniel Caesar la acompaña) adornan la canción y realmente logra su objetivo. Sin embargo, para mí, los tímidos, pero no menos importantes protagonistas de esta canción son la guitarra acústica y eléctrica. Agradezco mucho este tratamiento a nuestras viejas amigas las guitarras. Como guitarrista, en ocasiones veo con tristeza cómo mucha de la música en estos días prescinde del uso de la guitarra, ya sea por practicidad, economía o ignorancia. Pero hoy podemos celebrar a nuestra artista en cuestión, porque conoce y respeta la importancia de uno de los instrumentos musicales que nos ha acompañado a lo largo del nacimiento y la evolución de R&B y muchos otros géneros musicales. No se puede pasar por alto el uso de la guitarra, estaríamos mutilando a la música, estaríamos privando a las futuras generaciones del goce que produce escuchar algo hecho con las manos, interpretado por un ser humano. Escuchemos:


El lugar en el que prefiero estar


Sí, me quedo aquí, con una intérprete única y auténtica, que respeta las reglas de su género y lo ejecuta de forma magistral, que nos ha dado mucho en poco tiempo y nos ofrecerá aún más en el tiempo por venir. Nada mejor que algo hecho con el corazón, desde el corazón y que llegue directo al corazón, así es la selección que hoy escogí de esta gran cantante. Aunque haya conquistado muchos logros hasta este momento, está por recoger lo mejor porque su carrera va en ascenso y quienes la valoramos seremos cada vez más. H.E.R., una millennial que ha sabido entender y asimilar todo lo que los grandes personajes del R&B han aportado a la historia de la música popular y al mismo tiempo, ha sabido contribuir con nuevas ideas y todo su talento para que este género crezca y no se detenga en la generación de gratas experiencias para el gran público. Ella sabe que lo tiene todo revelado (Having Everything Revealed) y, por tanto, será ella la mensajera que nos dará a conocer el verdadero sentido de la música: mostrar nuestras emociones sin importar más, sentirnos libres de expresarnos y dar un lugar privilegiado a los sentimientos para que el amor no acabe. De niña prodigio a mujer respetada por los conocedores y los no tanto, lleva también una luz a todas las mujeres que en situaciones difíciles no pueden o no saben cómo manifestarse. Es una artista en toda la extensión de la palabra, porque no sólo se compromete con su arte, sino también con quienes la necesitan para decir cosas y decirlas fuerte. Artista invitada, corista, amiga y mujer, trae consigo una carga que no parece pesarle mucho; por el contrario, se nota que disfruta el hecho de ser una anti-estrella como ella misma lo ha declarado. Es el momento de poner atención en esta alma libre, que lo da todo y no espera nada a cambio. Premios Grammy, Soul Train Music Awards, BET Awards y Soul Train Music Awards importan, pero no importan más que la esencia de su arte y la honestidad con que nos lo regala. Al final, sólo será eso lo que quedará, su dulce y educada voz, el ritmo sensual y sugerente… y la copa de vino casi vacía.

SIGUE TODAS LAS NARRATIVAS DE JORGE DIAZ EN VIBBIDI