Aterrizando con Rubber Soul

Aterrizando con Rubber Soul

ESCRITO POR: JORGE DIAZ
PUBLICADO ORIGINALMENTE EN SU VERSIÓN EN INGLÉS EN VIBBIDI: Rubber Soul


En Narrativas anteriores me he referido al tránsito que tuvieron que recorrer entre lo que fueron los inicios de The Beatles y su evolución hacia lo que sería el testimonio musical más enriquecedor del siglo veinte en cuanto a música pop y rock se refiere. En el año de 1965, la banda estaba en pleno apogeo creativo y enormes presiones comerciales para satisfacer a un público mundial cada vez más hambriento de su música. Al mismo tiempo, la experiencia, la comodidad de dedicarse a la composición sin tenerse que preocupar por el dinero como en sus inicios (y los inicios de casi todos los músicos en la historia), más la natural necesidad de cambio que hay en todo ser humano, empujaban a John Lennon y Paul McCartney hacia una evolución que empieza a verse reflejada precisamente en el álbum Rubber Soul. Curiosos por experimentar con otros sonidos e instrumentos y ansiosos porque sus letras dijeran algo más que el simple mensaje que caracterizaba sus éxitos anteriores y el progreso tecnológico para mejorar las técnicas de grabación (en ese entonces cada pequeño paso en el perfeccionamiento y refinamiento de los estudios de grabación era un gran adelanto para músicos y compositores), les motivo a entregar un disco que para mí, representa el final del puente que comienza en Beatles For Sale, para aterrizar en este álbum que sería la confirmación para todos sus fans acerca del rumbo que tomaría la banda y del crecimiento personal, espiritual y musical que estaban experimentando. Todos quienes seguían a la banda en esos momentos, supieron que tenían que estar preparados a escuchar y asimilar cosas inéditas en la obra de los Fab Four si no querían quedarse atrás con glorias que pertenecían al pasado, estilos anticuados y letras ingenuas. Lo que hasta ahora el mundo conocía de los cuatro de Liverpool, con algunas excepciones en discos pasados, habría de dar un salto cuántico y la calidad con la que la agrupación se había exigido trabajar para este disco, sería un hecho sin precedentes. Aunque ese mismo año se lanzó previamente Help!, las diferencias con Rubber Soul son evidentes y nos hablan de una madurez que daría grandes frutos en el corto plazo. Además, creo que es gracias a las composiciones de este disco, la variedad en las influencias y estilos utilizados para crear cada canción, lo que permite la aparición de un hombre clave para lo que sería el crecimiento musical y exponencial de la banda: George Martin. En prácticamente todo el disco se nota la mano de un músico educado en otros géneros, pero apasionado por hacer los arreglos a unos chicos que, para entonces, ya no tenían nada que demostrar, ellos ya eran los favoritos de los amantes de la música pop en todo el mundo.


De letras y música


El primer encuentro que tuve con Rubber Soul, fue de lo más sorprendente. Apenas comenzaba a dominar la guitarra y el reto que me puse enfrente fue tocar el arreglo de “Norwegian Wood (This Bird Has Flown)” incluido en este álbum y que representaba ganar prestigio entre los amigos que también compartían el amor por la música de The Beatles y por tocar instrumentos. Debo confesar que fue relativamente sencillo aprenderlo de memoria porque técnicamente no representa gran dificultad; sin embargo, la riqueza y belleza del arreglo cumplía con la función de aprendizaje y el orgullo de poder tocarlo enfrente de todos. Pero una de las canciones que más me impactó por su letra y ese estilo único que tenía estos cuatro por hacer que las canciones fueran entrañables y convertirlas en himnos para generaciones enteras fue “Nowhere Man”. Su letra describe etapas por las que todos pasamos y en las que sentimos una gran incertidumbre por descubrir quiénes somos y hacia donde vamos. Coros y guitarra principal le imprimen el sello característico de su música y nos acompaña a muchos desde entonces. Para los amantes del rock, el tema “Drive My Car” sigue poniéndonos la piel de gallina, sobre todo cuando los que hemos tenido el privilegio de estar presentes en un concierto de Paul McCartney la escuchamos en vivo, interpretada por él y con la intensidad de los nuevos equipos de sonido, es fantástico! Pero lo que llamó mucho la atención a la hora de lanzar el álbum fueron los temas “Michelle” y “Girl” que son, sin lugar a dudas, el mejor ejemplo de la búsqueda por componer en estilos diferentes y la aportación magistral al arreglo y musicalización del que para mí es el quinto miembro de la banda: George Martin. Estoy seguro de que para ese momento nadie esperaba canciones como esas en el álbum e interpretadas de esa forma por sus autores. Por eso considero que Rubber Soul es el último tercio del puente entre lo que fueron y lo que llegaron a ser. Imagino la cara de sorpresa de muchos de sus fans y las enormes expectativas que este álbum generó en ellos. Pero también imagino la cara de satisfacción de The Beatles y todos los que se involucraron en este gran proyecto al escuchar el producto final cuando salió a las tiendas de todo el mundo y las estaciones de radio ansiaban con tocar.


De toda mi vida


Una mención especial para mi canción favorita de toda mi vida: “In My Life”, uno de los poemas más hermosos que haya leído y escuchado jamás, expresa exactamente lo que sentí y aun siento al haber encontrado el amor de mi vida hace 18 años. No creo que haya otro poema que para mí supere el significado de éste y no lo digo porque crea que no haya otros igualmente sublimes y llenos de sentimiento; de hecho, tengo que aceptar que la letra de “In My Life” es relativamente sencilla; sin embargo, la pureza de los sentimientos y la transparencia del alma con la que fue escrita, para mí es simple y sencillamente divina. Y además, por lo que significa en mi vida personal. Una de las cosas que más me impresiona de esta canción es que su autor, John Lennon, no rebasaba aún los veinticinco años de edad y venía de un ambiente rudo del puerto de Liverpool donde las peleas en los pubs y la música estridente contrastan con la sensibilidad mostrada al escribir este hermoso poema.

SIGUE TODAS LAS NARRATIVAS DE JORGE DIAZ EN VIBBIDI