Love, me de Lennon Stella. Cuando todo está roto

Love, me de Lennon Stella. Cuando todo está roto

ESCRITO POR: JORGE DIAZ


No me puedo imaginar a qué segmento de mercado se dirigió Lennon Stella con su EP, Love, me, en momentos de la vida en que las relaciones tienden a ser un poco más relajadas y las tragedias amorosas menos frecuentes. Acaso sea porque ella está pasando por un momento muy doloroso en sus relaciones sentimentales o porque, definitivamente, me equivoco y hay un gran sector de la población femenina estadounidense y de otras partes del mundo que se identifica con estos problemas diariamente. Si es así, dio al clavo y seguramente las ventas serán todo un éxito. Es una selección de canciones que te jalan hacia abajo, te deprimes de solo escuchar las penas que cuenta Lennon Stella con esa voz dulce pero triste. Varios temas se antojan para una letra romántica pero optimista, la verdad es que hay música muy buena en este EP; sin embargo, las letras invitan a algo mucho más oscuro en el alma y desgraciadamente no podrían ser canciones que nos acompañen a todos y en cualquier momento del día. Por lo menos en este disco, la cantante demuestra que el amor y ella no se han llevado muy bien en estos días y que las cosas del corazón deben permanecer en pausa por un tiempo prudente hasta que mejoren los prospectos y se cumplan sus expectativas. Aunque del amor no se debe esperar mucho, son varios los intentos de prueba y error los que se tienen que realizar hasta que la persona correcta llegue a tu vida. Pero eso no significa que no habrá de causarte daño y que las heridas dejarán cicatrices para siempre. Por eso, en un momento dado, quizá el disco Love, me, sea una válvula de escape para muchos que están pasando por una decepción amorosa y muchas de sus canciones se conviertan en el soundtrack de alguna etapa triste en la vida de algunos. Creo que, efectivamente, “Bad” y “Breakaway” podrían ser temas que serán recordados por siempre por la persona que se topen con ellos durante un momento en su vida en la que todo está roto y no se tiene ni siquiera una pista de cómo recoger las piezas del corazón para volverlo a armar y seguir adelante. En ocasiones así se convierten las canciones en clásicos. Cuando un tema da justo en el objetivo y traduce el dolor de muchas personas en canción y poema, el resto será historia. Aunque, para ser honestos, creo que las canciones del Love, me, no tienen la fuerza como para convertirse en clásico de una generación, pero habrá muchos que recuerden estas canciones a lo largo de su vida por razones y circunstancias muy especiales.


No es tan malo


Regresando a la música que acompaña a las letras de Love, me, mi única critica sería que quizá hizo falta más potencia en ciertos segmentos de algunas canciones. También la tristeza, la decepción y coraje que provocan los fracasos amorosos se puede transmitir para generar esos sentimientos con mayor intensidad en el arreglo musical. Aparte de eso, creo que los arreglos y la musicalización de todas las canciones cumplen su objetivo. Insisto, no es un mal disco, pero es que el tema recurrente del rompimiento amoroso te obliga a ponerlo en un tracklist aparte y al cual llegarás en situaciones muy específicas. Me pregunto si en algún momento de su vida artística, Lennon Stella decidirá dar un giro a las canciones que interpreta para ofrecer otras temáticas a sus fans. En la carrera musical de Adele, las cosas se empezaron a tornar un poco difíciles debido a que sus primeros discos trataban única y exclusivamente de una vida atormentada por el engaño de la pareja y todo eran reclamos y lamentos que parecía que salían sangre y lágrimas por las bocinas cuando te ponías a escuchar sus canciones. Fueron un éxito? Por supuesto! Mundialmente Adele se convirtió en la compañera de las agonías de muchas mujeres y su fama se extendió como la espuma del mar; sin embargo, y conforme su público se empezó a obsesionar con los temas de la cantante, sólo demandaban canciones con la misma temática y contenido, por lo que el artista se comienza a encasillar, las compañías a exigir que no cambie el rumbo y los problemas creativos comienzan a surgir. Los conflictos de este tipo son muy serios para muchos artistas que quieren crecer y no limitarse. El arte no es para reproducirse en serie y sin cambio alguno en las cosas que se quieren decir y transmitir, pero en las épocas en las que, si no vendes una determinada cantidad de discos, no existes, las presiones son insoportables y en ocasiones no se llega a ningún lado. Por eso, creo que, si Lennon Stella encuentra una enorme respuesta a este disco, quizá lo más conveniente para ella es ofrecer un cambio inmediato en sus próximos lanzamientos para que el público no se acostumbre al mismo corte de canciones que presentó en Love, me, y que en el futuro las exigencias de sus fans no vayan por el camino que tomaron las fans de Adele. Es como todo en la vida: nada con exceso y todo con medida. Creo que es momento de preparar un material que rompa por completo con el anterior. Como hacen las actrices y los actores cuando filman una serie o película muy exitosa, inmediatamente cambian su imagen y aceptan proyectos que rompen por completo con el personaje que tuvo tanto éxito en el pasado inmediato para que los fans no se acostumbren a una imagen o personaje específico. Las carreras artísticas deben cuidarse de forma minuciosa y, observando el caso de Adele, como el de muchos otros en la historia de la música popular, creo que es un buen momento para Lennon Stella de hacer un cambio urgente; de esa forma, podrá regresar a la temática de este disco en otras canciones en el futuro sin que se le encasille como una artista que sólo le canta al desamor y la tristeza.


Ascendente


Con una popularidad ascendente en las redes sociales y fechas para conciertos durante todo el 2019 y hasta marzo de 2020, Lennon Stella es toda una realidad, sólo falta que oriente bien el siguiente paso en su producción discográfica futura y el éxito estará asegurado.