Magical Mystery Tour, un viaje a un destino diferente

Magical Mystery Tour, un viaje a un destino diferente

ESCRITO POR: JORGE DIAZ
PUBLICADO ORIGINALMENTE EN SU VERSIÓN EN INGLÉS EN VIBBIDI: The Beatles

Después de muchos años soñando con el día en el que pudiera visitar la tierra de mis héroes de la adolescencia, The Beatles, pude finalmente programar un viaje para conocer todos esos lugares que se mencionan en muchas de sus canciones, pero, sobre todo, a lo largo del álbum Magical Mystery Tour. Tan apasionado soy, que en un espacio de tres años, fui dos veces a Liverpool, lugar que vio nacer toda esta locura y a los más grandes compositores de música popular del siglo veinte. Fue tanto mi cuidado al planear este viaje, comprando boletos por internet para mis paseos y otras cosas, que terminé siendo amigo del guía de turistas que organiza el tour que lleva por nombre Magical Mystery Tour. Subidos en un bus que es la réplica del que usaron The Beatles para la filmación de la película o cualquier cosa que haya sido (recordemos que todos sus filmes son muy malos, perdón) y escuchando mucha de su música en un antiguo reproductor de cassetes para estar en tono con el concepto vintage, el recorrido te lleva por los puntos más emblemáticos y que llegan a ser mencionados en las canciones de los Fab Four. Debo decir que tuve muy buena compañía en mis dos viajes a Liverpool, y por ser la persona que más me ama, me consintió comprándome todo lo que se me antojaba. Era como un niño (en las dos ocasiones) y seguramente eso era lo que me estaba pasando, puesto que de niño nunca hubiera sido posible que yo visitara ese lugar. Y por eso, regresé el tiempo y volví a sentir la fascinación que experimentaba cuando leía su historia mientras escuchaba uno de sus álbumes. Al darme cuenta de que había un reloj con la imagen de The Beatles, lo quería. Y si a la vuelta de la esquina había otro reloj, con otra imagen de ellos, lo quería también! Y todos mis deseos fueron cumplidos por quien más amo. Obligado comprar toda su discografía en Cd’s, camisetas, posters, carteras, mancuernillas, portavasos y… más relojes. La verdad es que el chico guía siempre fue muy agradable y, verdad o no, contaba anécdotas relacionadas con los Fab Four que hacían el recorrido simplemente divertido. De hecho, pasando cerca de la estación de trenes de Liverpool, dijo que una de esas calles era donde trabajó “Maggie Mae”, lo cual es totalmente inexacto, debido a que la canción interpretada en Let It Be, no es más que la interpretación de un tema del dominio público en Inglaterra y que habla originalmente del puerto de Londres. Eso nunca pasó en realidad en la vida de The Beatles que sólo cantaban una vieja canción que se escuchaba en los bares de Liverpool en épocas pasadas. Pero, a quién le importa? Nosotros estábamos divertidos y los dos viajes fueron todo un éxito.


Los lugares que visité


En realidad, en primer viaje tenía otras expectativas sobre cómo vería los lugares que visité. Probablemente fui muy ingenuo, debo admitirlo, pero también creo que siendo un motivo para que muchos turistas lleguen a su ciudad, las autoridades de Liverpool podrían hacer un esfuerzo y poner más cuidado a los lugares a los que los fanáticos de The Beatles vamos a visitar obligadamente. Es una simple lógica de negocios y amor por preservar puntos de interés. Pero desafortunadamente el mundo de la política y el gobierno no responde a la lógica en muchas ocasiones. Por lo tanto, vi Penny Lane un tanto descuidada y con ninguna referencia a la canción que la ha hecho una de las calles más famosas en el mundo. Un poco de agradecimiento de parte de las autoridades, al ver todos los recursos económicos que provienen de la visita de tantos turistas al año y que sueñan con estar en esa calle, no vendría mal. Lo mismo para Strawberry Field, ni un solo cuidado al viejo portón que inspiró una de las canciones más populares del siglo veinte. De hecho, muy cerca de ahí y tal y como lo menciona la canción, se puede llegar a la vieja casa donde vivió John Lennon en su infancia. Alguien de su familia aún vive ahí y las vistas al interior de la casa son con previa cita y tengo entendido que es casi imposible encontrar lugar. Una de las cosas más divertidas del tour fue el hecho de ir arbitrariamente a la casa donde vivió Paul McCartney hasta su juventud. La casa pertenece a personas que no son de su familia debido a que sus padres la vendieron. Nadie tiene la oportunidad de entrar puesto que no es museo y, sin embargo, todos los turistas inundan la pequeña calle para tomar fotos sin importarles que ahí viven personas que no tienen nada que ver. Debe ser insoportable. The Cavern, Mathew Street, Albert Dock y muchos otros lugares, más un poco de imaginación y tolerancia por el estado de algunos de estos lugares y la ciudad en general, me hicieron pasar momentos inolvidables y por eso y a pesar de todo, decidí ir por segunda vez. Cuando amas tanto algo, hay cosas que pasas por alto y creo que eso está bien.


Nunca diré adiós


Una de las cosas que más me sorprendió porque no esperaba que estuviera contemplado en el tour, fue haber pasado por el lugar en donde supuestamente John Lennon encontró inspiración para escribir mi canción favorita de todos los tiempos: “In My Life” (ya hablé de eso en otra Narrativa). Como lo dije antes, verdad o no, eso mueve muchos sentimientos dentro de ti y regresas a lugares en tu mente y tu corazón a los que no habías ido desde hace muchos años. Fue simplemente genial ir dos veces a Liverpool para empaparme de todo eso que en mi infancia y juventud sólo podía imaginar. Caminar por esas calles y rodearme de tantas personas que visitaban el lugar en ese momento y que compartían su amor por la música de The Beatles, me dio la seguridad de que podría volver una tercera vez, o cuarta o para siempre. Estoy seguro de que para revivir todos estos momentos y recuerdos, jamás diré adiós a Liverpool y, por supuesto, a la música de los Fab four.

SIGUE TODAS LAS NARRATIVAS DE JORGE DIAZ EN VIBBIDI