Queen Naija, entre el desamor y la esperanza

Queen Naija, entre el desamor y la esperanza

ESCRITO POR: JORGE DIAZ
PUBLICADO ORIGINALMENTE EN SU VERSIÓN EN INGLÉS EN VIBBIDI: Queen Naija




Cuántas veces hemos sufrido por no ser correspondidos por la persona que amamos. Engaños, malos tratos, infidelidades, desprecio por las cosas que hacemos. En ocasiones, cuando la personalidad se encuentra en estado vulnerable nos daña profundamente, nos sentimos desorientados, sin saber qué hacer. Sentimos una enorme dependencia la otra persona y en ocasiones nos devaluamos como persona nosotros mismos. Creemos que la vida no tendría sentido sin esa persona a la que hemos entregado nuestra vida sin condiciones y sólo recibimos tristezas de regreso. Vemos cómo pasa el tiempo en el que se suponía tendríamos que estar felices y realizando proyectos junto al ser que amamos y en cambio, estamos perdiendo vida y energía al darnos cuenta de que esto no ha pasado y muy seguramente no pasará. Cuando la pareja es ingrata y traicionera, las cosas nunca van a cambiar; por el contrario, siempre tienden a empeorar. Es inútil pensar que las personas pueden cambiar si después de muchos reclamos siguen haciendo lo mismo. Aferrarnos a algo así, sólo nos daña y no nos deja nada bueno, nos hace perder tiempo y, frecuentemente, juventud. Juventud que no regresará. Disfrutar sólo, con la familia o el grupo de amigos, siempre será mejor que estar atado a una persona que jamás nos ha valorado y que nos utiliza sólo para satisfacer sus oscuros interés o inseguridades, pero que, al salir de casa, nos traiciona con la primera persona que se atraviesa en su camino. Situaciones como esta son frecuentes y desafortunadamente muchos no pueden o no quieren dar el paso definitivo para romper esas cadenas. Generalmente, confunden amor con dependencia o soledad y no se dan cuenta que la felicidad está a la vuelta de la esquina y que no significa necesariamente que se encuentre en una pareja. Son demasiadas las formas en que la felicidad llega a nosotros y no somos capaces de verlo. Cuando estamos en una relación tóxica, siempre será muy recomendable recordar los tiempos en que esa relación no existía y hacer un balance de todo lo que teníamos (amigos, libertad, sencillos motivos que nos hacían reír) y todo lo que hemos perdido. Es normal que se fracase en el amor varias veces antes de encontrar a la pareja ideal; por lo tanto, no tendría por qué ser una tragedia alejarnos de esas relaciones que nos hieren y nos lastiman. Pero también existen otras reacciones ante la falta de amor y la deslealtad de la pareja, Queen Naija lo sabe muy bien.


Una dulce venganza, la mejor medicina


Sí, somos humanos y muchas veces tenemos ese sentimiento de la dulce venganza contra quien nos ha hecho infelices y nos ha menospreciado. Si desprecian lo que eres y lo que ofreces en una relación en la que te entregaste por completo sin ningún resultado, pues entonces harás todo lo posible para que esa persona vea cómo otros si aprecian lo que eres y lo que tienes. Y harás todo lo necesario para que esa persona se dé cuenta y sufra tanto como tú has sufrido al ver que tu no dependes de él o ella, que no lo necesitas y que siempre habrá alguien dispuesto a amarte porque sí sabe valorarte, si sabe lo que tienes para amar y también aprecia esas noches cálidas y húmedas que tu cuerpo sabe dar. Una venganza calculada, lenta y dolorosa para que le quede bien claro lo que está dejando ir de sus manos, para que vea como otro disfruta de lo que antes era de él o ella. Una venganza que dure tanto tiempo como sea posible para que surta el efecto deseado y nunca se le olvide lo grande que eres. Una venganza dulce que al final te hará sonreír, tomar tus cosas y marcharte a un mejor lugar, una mejor cama y una excelente compañía. Sé que es fuerte todo lo que acabo de decir; sin embargo, en la guerra y en el amor, todo es válido. En la guerra y en el amor matas o mueres. Así es que para muchos es preferible matar que morir de amor. Sentimientos que sin duda están en todo ser humano en algún momento de su vida, cuando el amor golpea y castiga. Golpes y castigos que casi siempre generan la reacción de venganza. Luego de todo este torbellino de pasiones, enojo y resentimiento contra quien nos desprecio y habiendo terminado de la forma en que hayamos querido terminar esa relación perjudicial, siempre habrá algo que nos llene de esperanza para seguir adelante. Y eso, también lo sabe Queen Naija.


Aferrándote a la esperanza


Al final del túnel siempre habrá una luz que nos dará esperanza y ganas de seguir adelante. Es importante, independientemente de nuestros bajos instintos, que saquemos todo lo malo que tenemos en nuestro corazón y darle todo el espacio necesario a esos otros sentimientos de nobleza que también son parte de los seres humanos y que nos han permitido seguir existiendo como sociedad. La esperanza de saber que tienes alguien por quién luchar y salir adelante, alguien que necesita de ti, de tu compañía, de tu sonrisa, de tus abrazos y de todo el apoyo que puede ofrecerle tu experiencia en la vida, y el amor que sientes por esa persona. Y no hablo únicamente del amor de pareja; a tu alrededor, siempre habrá alguien que te necesite y te quiera incondicionalmente. Siempre tendrás la oportunidad de demostrarle a todo el mundo y a ti mismo que vales mucho, que eres importante y que tienes siempre la mano extendida para ofrecer apoyo, comprensión, amor y toda la ayuda posible para que otros sean felices. Por eso siempre tenemos que aferrarnos a la esperanza y despejar nuestro corazón de los malos sentimientos y personas.

Queen Naija, es una cantante excepcional con una voz como pocas y que, después de haber sido prácticamente ignorada por un nefasto show de talento, se ha abierto paso en la industria musical con un gran esfuerzo y con la ayuda de las redes sociales, mismo que ha dado excelentes resultados. El EP que lleva su nombre me inspiró para escribir todo lo anterior y estoy seguro de que sus siguientes álbumes me seguirán inspirando por su enorme talento y sensibilidad.

SIGUE TODAS LAS NARRATIVAS DE JORGE DIAZ EN VIBBIDI