Una buena razón para decir ‘F*ck’

Una buena razón para decir ‘F*ck’

Generalmente en el pop se cuida mucho el lenguaje. Aunque últimamente se han dado muchas libertades algunos artistas y compositores, porque la verdad, no debería ser tan importante si las cosas que se dicen son congruentes con lo que se quiere decir y ya.

Pero la industria guarda ciertas normas puesto que quiere llegar a un público mas amplio y así, aumentar sus ventas. Por eso, las maldiciones están un poco más del lado de la música de los chicos malos: el rock, punk, rap y hip-hop entre otros. De alguna manera, estos estilos más rudos se dirigen a públicos que ya saben lo que van a escuchar, mientras que el pop siempre se relaciona con personas de menor edad y quizá muy vigiladas por sus padres, por lo que un error en lo que se dice, se hace o se muestra, puede ser determinante con el futuro del artista o las ventas de la canción.

Por eso llamó mi atención la canción de Lauv: ‘F*ck, i'm lonely’ (feat. Anne-Marie), que con muchas naturalidad y buen ritmo, incluye la ‘F’ word mas satanizada en el mundo de habla inglesa. La verdad no sé por qué sea algo tan grave; sin embargo, yo mismo viví la experiencia en un empleo (en donde se hablaba inglés) en el que el simple hecho de que te escucharan decir esa palabra era motivo para que te despidieran sin derecho a defender el punto. Ni modo. No sé si sea así en todas partes donde se habla inglés, pero la verdad es que en México y quizá en todo el mundo de habla hispana, las cosas son un poco más relajadas con el uso del lenguaje, lo que para mí es un alivio, puesto que en ocasiones soy muy mal hablado.


En fin que para mí es todo un enigma lo que sucederá con la canción de Lauv y Anne-Marie. Los padres de los más jóvenes fans de estos cantantes probablemente no estén muy contentos y como es común en torno a la música, siempre se suele hacer un escándalo en donde realmente no lo hay. La libertad de expresión es un derecho y el significado (fuerte o ligero) de las palabras que salen de la boca de las personas, en realidad se lo dan quienes lo escuchan. Son los receptores los que le dan peso o toman con naturalidad las palabras de quienes las pronuncian.

Por lo pronto, estemos atentos a las reacciones sobre una canción que para mí es muy buena e inofensiva a pesar de que incluya en el coro principal la ‘F’ word.

O será que simplemente publiquen una versión con el famoso ‘beep’ y arreglan el asunto, lo cual sería patético.